Archive for febrero 21st, 2011

Teatro: Crónica de PALABRAS ENCADENADAS


2011
02.21

PALABRAS ENCADENADAS

La Ruta

Teatro Nuevo Alcalá

Pocas veces puede decir uno que ha podido asistir a dos obras en una semana con texto del mismo autor, Jordi Galcerán, reputado dramaturgo de la escena teatral, en especial desde su famoso y aplaudido “El Método Gronholm”.

Por todo ello, y porque Fuga se presta como una de las obras más divertidas de la cartelera madrileña actual, el cambio que suponía entrar en la Sala 2 del Nuevo Alcalá y el registro totalmente contrario de PALABRAS ENCADENADAS se convertía en una especie de brusco pero excitante cambio, ese que produjo hora y media después una obra “sin palabras” y un espectáculo soberbio de interpretación y agonizante cercanía visual, logrado objetivo.

La obra nos sitúa en un sótano, verdaderamente bien recreado por una pequeña y sencilla escenografía, apoyada por la cercanía que propone la disposición de la segunda sala del Teatro Alcalá, metiéndonos de lleno en la situación, casi respirando junto a sus actores, una luz que parece fallar al más puro estilo Hostel para entrar en escena directamente, con una mujer maniatada en una silla obligada por su captor a visionar un vídeo.

En el mismo declara haber matado a 18 personas, y entonces Ramón comienza a explicar su comportamiento demente ante su víctima, Laura, psicóloga que ha de intentar buscar el por qué de su enfermedad.

Lo curioso del caso es que poco después, él le propone jugar a las Palabras Encadenadas en las que si pierde comenzará a mutilarla, pero todo irá más allá en este sangriento juego ya que Laura verá que Ramón es en realidad su exmarido, quien ha decidido meterles en un peligroso juego tan retorcido como bien pensado.

He aquí la verdadera magia de PALABRAS ENCADENADAS, para comenzar nosotros como público y ante la cercanía de la obra literalmente hablando nos situamos como verdaderas víctimas, dentro de un juego que contendrá giros de guión inesperados y magníficamente construidos, todo bajo las interpretaciones sencillamente geniales de Javier Manzanera (Ramón) como oscuro psicokiller y Celia Nadal (Laura) en el papel de una víctima al borde del colapso.

Con el paso de los minutos la situación se irá complicando, crecerá y diversificará sin saber que pasará minutos después, manteniendo una tensión constante, en la que nos movemos de un juego a otro, el perseguido pasa a perseguidor y viceversa, mentiras y juegos de palabras, cambios de guión que nos dejan en vilo intentando pensar en el resultado final, inesperado en cualquier caso y genial.

Lo que parece ser no es y lo que es no parece ser, magia interpretativa y tensión pasando del miedo al entendimiento, de la locura a la cordura y del llanto a la risa, todo eso y más se va destapando a lo largo de una hora y media en la que tenemos drama, terror, thriller y comedia negra, todo en uno. Pura acción mental sobre una pequeña tarima en un sótano oscuro y tan sólo dos actores en estado de gracia metidos en lo suyo, una intentando salvar la vida y el otro intentando buscar explicación, mientras esperamos un desenlace que quizás no es tal a excepción del merecido aplauso final.

PALABRAS ENCADENADAS es de esas pequeñas sorpresas a disfrutar una noche de fin de semana, de la que salir hablando de ella y discurriendo sobre la misma, ello después de despedir personalmente a la salida a sus dos memorables personajes. Otro acierto.

Miguel Rivera